Ante la situación política y social que está viviendo las últimas semanas Cataluña y debido a la inseguridad jurídica que ello genera, el Consejo de Administración de la compañía ha acordado, en tanto se mantenga esta situación, el traslado temporal de su sede social a las actuales oficinas corporativas en Madrid, Avenida San Luis, 77.

Esta decisión no afecta a aquellas sociedades del grupo que prestan sus servicios exclusivamente en Cataluña.

La medida se adopta para mantener la operativa normal de la compañía y con el fin de proteger los intereses de la misma, de sus clientes, empleados, accionistas, acreedores y proveedores. Esta decisión no afectará a la prestación del servicio ni tendrá ninguna consecuencia laboral.

Barcelona, 6 de octubre de 2017.